Leer  ..

Como funciona el ojo humano

Anatomía del ojo

[shortmenu menu=”Salud Visual”  class=”int_salud_visual”  enhance=”true” ]

El ojo cambia los rayos de luz en señales eléctricas, posteriormente las envía al cerebro, que interpreta estas señales eléctricas como imágenes visuales. El globo ocular se encuentra en una cavidad en forma de cono de protección en el cráneo, llamado la órbita o el zócalo y las medidas es de aproximadamente una pulgada de diámetro. La órbita está rodeada por capas o tejidos blandos, graso que proteger el ojo y que pueda girar fácilmente. Seis músculos regulan el movimiento del ojo.

Entre las partes más importantes del ojo humano son el iris, la córnea, cristalino, la retina, la conjuntiva, la mácula, y el nervio óptico.

Córnea:  La córnea es la ventana en forma de cúpula transparente que cubre la parte frontal del ojo. Se trata de una superficie refractante de gran alcance, proporcionando 2/3 del poder de enfoque del ojo.

Iris:  La parte de color del ojo se llama iris. Controla los niveles de luz dentro del ojo,  similar al diafragma de una cámara. La abertura redonda en el centro del iris se llama pupila. El iris está incrustado con diminutos músculos que dilatan (ensanchan) y se contraen (comprimen) el tamaño de la pupila.

Pupila: La pupila es negra,  es la abertura circular en el centro del iris. Se abre y se cierra con el fin de regular la cantidad de luz que entra en el ojo.

El Cristalino: El principal propósito del cristalino es enfocar la luz en la parte posterior del ojo. El núcleo, la parte más interna del cristalino está rodeado por material más blando llamado corteza. El cristalino está encerrado en una bolsa capsular similar y suspendido dentro del ojo por medio de pequeños fibras llamadas zonulas.

Vítreo: El humor vítreo es una sustancia espesa, transparente que rellena el centro del ojo. Se compone principalmente de agua y comprende aproximadamente 2/3 del volumen del ojo y mantiene la forma del globo ocular.

Conjuntiva: La conjuntiva es el tejido delgado y transparente que cubre la superficie externa del ojo. Se inicia en el borde exterior de la córnea, cubre la parte visible del ojo, y reviste el interior de los párpados. Se alimenta de pequeños vasos sanguíneos que son casi invisibles a simple vista.

Esclerótica:  La esclerótica, comúnmente conocido como “el blanco del ojo”, es el tejido fuerte y opaca que actúa como capa protectora externa del ojo.

Coroides: La coroides está entre la retina y la esclerótica. Se compone de capas de los vasos sanguíneos que nutren la parte posterior del ojo.

Mácula: La mácula se encuentra aproximadamente en el centro de la retina, temporal en el nervio óptico. Es una parte pequeña y altamente sensible de la retina responsable de la visión central detallada. La fóvea es el centro de la mácula. La mácula nos permite apreciar los detalles y realizar tareas que requieren la visión central, tales como la lectura.

Retina: La retina es una capa muy delgada de tejido que cubre la parte interna del ojo. Es responsable de la captura de los rayos de luz que entran en el ojo. Estos impulsos de luz se envían al cerebro para su procesamiento, a través del nervio óptico.

Nervio Óptico: El nervio óptico transmite impulsos eléctricos desde la retina hasta el cerebro. Se conecta a la parte posterior del ojo cerca de la mácula. La parte visible del nervio óptico se llama el disco óptico.